Las tres pasiones de Alfredo

Las tres pasiones de Alfredo portada

Parte 1

 * Esta historia estaba dividida originalmente en 2 emails. Si quieres saber la respuesta a la pregunta que hice justo al final, mándame un correo y te cuento (solo si estás suscrita al newsletter, claro).

Te voy a contar la historia de un tipo que parece escrita por ChatGPT después de fumar ayahuasca, pero te juro que es verdad.

Voy a condensarla un poco porque si no podemos estar hasta el año que viene.

Pues este tipo, Alfredo, nació en Salem, Oregon en 1884. Sus padres querían que el nene fuera médico, y aunque no le interesaba terminó sacándose la carrera.

Lo bueno es que mientras estaba en la uni descubrió sus tres pasiones. La primera de ellas, el ejercicio.

Por lo visto Alfredo estaba hecho un toro.

En esos años no solo batió el record mundial de dominadas seguidas (39), además ganó la medalla de oro en salto con pértiga en las Olimpiadas de Londres.

También batió el récord de pértiga, por cierto.

Pero claro, Alfredo tenía que pagarse la universidad. Así que un día se le ocurrió que una buena forma de hacerlo era sacando conejos de chisteras.

Había descubierto su segunda pasión: la magia.

Ahora seguimos, pero antes puedes dejarme tu email para entrar en mi lista privada

¿Eres estudiante o profe de español?

Alfredo hacía chous desde Boston hasta Nueva York en los que le pagaban una pasta ganas (a veces hasta 100 dólares de entonces por noche).

En 1907 empezó a crear sus propios sets de magia para niños, que se hicieron superpopulares en Estados Unidos.

Ah, entonces es famoso por hacer juguetes de magia, ¿no?

Jajajaja nooooooo.

Lo que te he contado es solo la introducción a la vida de este hombre, a partir de ahí viene lo surrealista. Pero eso te lo cuento otro día.

Hasta entonces, si quieres aprender a contar historias para que tus potenciales estudiantes:

-sepan que existes

-lean con interés lo que les ofreces

-tengan un cuartito en su cabeza exclusivo para ti

-a la hora de elegir profe tú seas la elección obvia.

Para eso, tengo algo que igual te interesa.

No aprenderás ningún truco de magia ni te ayudará a batir records, pero ni falta que te hace.

Escritura persuasiva para profes

Un mágico saludete
Borja

* Alfredo también inventó la caja que se pone en la base del salto con pértiga (aunque no fue ni de lejos su invento más importante). ¿Pero sabes en qué campo no pudo inventar nada?

En la escritura persuasiva, porque ya está todo inventado. Para conocer los fundamentos de la persuasión y adaptarlos a tu negocio (sin inventar nada nuevo), clic aquí abajo:

Escritura persuasiva para profes

Parte 2

¿Te quedaste con curiosidad por saber más sobre la vida de Alfredo?

Espero que sí, porque te la voy a contar igualmente.

Ayer te dije que este hombre, aparte de batir récords deportivos, también se dedicaba a la magia.

Y que en 1907 montó una empresa en la que vendía sets de magia para niños.

Pues un día, mientras viajaba en tren hacia su tienda de magia, tuvo una epifanía.

Por la ventana vio a unos trabajadores instalando unas enormes vigas de acero y pensó “seguro que a los niños les fliparía poder construir cosas así”

(Bueno, imagino que lo pensó en inglés, pero ya me entiendes)

El caso es que gracias a esa idea nació el…

¡ERECTOR!

Menudo nombrecito, ¿verdad? Además, la publicidad de la época decía “¡Niños hoy, hombres mañana!” jajaja.

Pero tranqui, que Alfredo no vendía pastillas azules. En realidad era un juego de construcción, con sus piezas de metal, tornillos, tuercas, etc.

Hasta podías construir máquinas con motor.

Y tal como imaginaba Alfredo, los niños lo fliparon tanto que se convirtió en el juego educativo más popular de Estados Unidos.

Pero espera, que todavía hay más.

Durante la I Guerra Mundial, el Consejo de Defensa Nacional quería prohibir la fabricación de juguetes para utilizar las fábricas en la construcción de armas.

¿Y qué hizo el amigo Alfredo?

Se plantó ante el Consejo y dio un pedazo discurso sobre la importancia de los jueguetes en el aprendizaje de los peques.

Les dijo que eran FUN-DA-MEN-TA-LES para su desarrollo y para llevarlos por el camino de la construcción y no de la destrucción.

Y ojo, ahora viene lo más brillante. ¿Sabes qué hizo después?

Repartió juguetes entre los miembros del Consejo.

Dicen que el Secretario de Comercio empezó a jugar con un tren de vapor y comentó que “aprendió las bases de la ingeniería con algo así”.

Gracias a esa intervención, la producción de juguetes continuó y los niños y niñas recibieron sus regalos como siempre el 25 de diciembre.

Y así es como Alfred Carlton Gilbert pasó a ser conocido como El hombre que salvó la Navidad.

FIN

Y si todo esto no te ha convencido de la importancia de saber comunicarse de forma persuasiva, pues ya no sé qué más contarte, la verdad.

Escritura persuasiva para profes

Un persuasivo saludete
Borja

* Alfredo tuvo algunas manchas en su carrera. Por ejemplo, también es conocido por haber inventado el juguete más peligroso de la historia. Si te interesa saber cuál es, pregúntame y te lo cuento. También puedes buscarlo en google, claro, pero dónde está la gracia en eso.

** También puedes hacer clic en el enlace y comprar la Sesión. Al hacerlo corres el riesgo de pagar 90 euros y que luego decidas no aplicar nada de lo aprendido, pero oye, recuerda que hay juguetes más peligrosos.

¿Eres estudiante o profe de español?

Tengo un juego.
Es solo para estudiantes valientes y profes inquietos.

Unicornio Supremo

Deja tu correo aquí si quieres jugar. Después, más cosas chulas en tu correo cada semana.

¿Eres estudiante o profe de español?

En esta lista cuento cosas útiles y divertidas para profes, estudiantes y unicornios supremos. Si no te gustan lo que cuento, puedes darte de baja cuando quieras.