Cómo parecer interesante ante tus estudiantes aunque te suden las manos y no bailes capoeira

Te voy a enseñar un “truco” para parecer interesante ante tus potenciales estudiantes que, de tan obvio y potente que es, igual te entran ganas de llorar.

Lo vas a entender mejor con un ejemplo.

Imagina que estás en la típica fiesta donde no conoces a nadie. En esa fiesta hay una persona superinteresante a la que quieres conocer.

Pero cuando estás a punto de lanzarte, una vocecilla en tu cabeza te dice:

¿Pero qué haces? Ni siquiera sabes qué vas a decirle. Además se va a dar cuenta de que te sudan las manos y mueves los brazos de forma rara.

¿Y por qué iba a querer hablar contigo? Es mucho más interesante que tú. ¿No has visto cómo hacía capoeira mientras recitaba los decimales de Pi?

Mejor quédate en la esquina comiendo canapés, que ahí estás seguro.

Espero que la voz de tu cabeza no sea tan cabrona. Pero si lo es no te preocupes, hay solución.

¿Eres estudiante o profe de español?

Si quieres que la tipa que hace capoeira piense que eres la persona más interesante del mundo, hay una forma muy sencilla:

Anímala a hablar de sí misma.

Ya está.

Cuando muestras un interés genuino por la otra persona, cuando la escuchas de verdad, consigues toda su atención. Se relaja.

Y aunque pase toda la noche hablando y tú no hayas dicho ni mu, se irá con la sensación de haber estado con alguien maravilloso.

Porque nada nos gusta más a los seres humanos que hablar de nosotros mismos.

  • A mí no, Borja. Yo prefiero…

A ti también.

De hecho, lo puedes ver en el 99.99% de las webs de profes que quieren conseguir estudiantes.

Cuentan su vida y milagros, que si estudiaron en Oxford y trabajaron en Hogwarts, pero lo que el estudiante realmente quiere leer, nada.

Después de escuchar tu monólogo unos minutos, el estudiante te dice que tiene que ir al baño, cuando en realidad se va a la otra esquina de la fiesta, donde hay otro profe que sí le escucha.

Pero suficiente valor por hoy.

Si quieres aplicar todas estas ideas a tus textos, tengo una formación que igual te interesa.

Se llama Titulares tuercecuellos, y ahí te enseño a escribir titulares con los que los estudiantes se fijen en ti, aunque te suden las manos y no bailes capoeira.

Ah, y sin plantillas ni fórmulas mágicas. Es importante que te diga eso. Nada de ir a la fiesta con frases apuntadas en el bolsillo.

Lo que sí vas a encontrar son principios persuasivos que funcionan desde que descubrimos el fuego. Eso y montones de ejemplos de cómo puedes aplicarlo.

En caso de interés, aquí te cuento más:

Titulares tuercecuellos

P.D. El 29 de mayo esta formación dejará de estar disponible durante un tiempo. Puede que unos meses, puede que un año.

P.D.1. ¿Tienes alguna estrategia para romper el hielo en las fiestas? Cuéntamelo, anda.

Más emails

Lo inexorable

Lo inexorable Acabo de ver un vídeo de Iker Jiménez, un señor que siempre dice cosas interesante (aunque muchas sean de marcianos). Atención porque esta historia no es nada marciana y de hecho te afecta. Habla de lo inexorable. Contaba una historia sobre Nolan...

“El subjuntivo sirve para asustar a los estudiantes”

"El subjuntivo sirve para asustar a los estudiantes" El otro te hablé del subjuntivo y Zsuzska, una estudiante apuntada a esta lista, respondió lo siguiente: El subjuntivo sirve para asustar a los estudiantes. Con mis compañeras entre nosotras lo hemos denominado EL...

Culto satánico invoca al demonio frente a mi balcón

Culto satánico invoca al demonio frente a mi balcón Imagínate la escena. Es de noche. Estás sola en casa pensando qué vas a cenar cuando escuchas un CLAC en la calle. En realidad no es un CLAC, más bien decenas de CLACS simultáneos. ¡CLAAAAC! De pronto, estalla un...

Tengo un juego.
Es solo para estudiantes valientes y profes inquietos.

Unicornio Supremo

Deja tu correo aquí si quieres jugar. Después, más cosas chulas en tu correo cada semana.

¿Eres estudiante o profe de español?

En esta lista cuento cosas útiles y divertidas para profes, estudiantes y unicornios supremos. Si no te gustan lo que cuento, puedes darte de baja cuando quieras.