Palabra 80. Coloquial

¿Somos demasiado informales en España? ¿Cuál es el límite entre ser coloquial y faltar al respeto? ¿Por qué decimos tantas cosas raras en español? 

Y más importante: ¿por qué no se enseñan en clase?  De todo estoy bastante más hablo con Desiré, co-creadora de Habla con ellas y profe supermaja en general. Escúchalo porque te vas reír mucho. O mogollón. O mazo. O…  Por cierto, aquí puedes conocer mejor a Desiré.

Borja

Hola, hola, soy Borja Odriozola y estás escuchando un nuevo episodio de ¡Palabras! El podcast sobre Palabras. Y hoy no estoy solo porque me acompaña Desiré. Desiré, ¿quién eres?

Desiré

¿Quién soy? Esa es una pregunta difícil de responder.

Borja

Filosófica.

Desiré

Bueno, yo soy profesora de español en dos proyectos, en Habla con ellas y en Español Coloquial. Lleva poco tiempo.

Borja

Sí, ahora mismo estás en Instagram, pero dentro de poco, al menos en el momento en que grabamos esto, vas a lanzar la tienda online, un montón de cosas chulas.

Desiré

Sí, un proyecto de podcast. Hay muchos proyectitos tanto con Habla con ellas como con la nueva cuenta de Español Coloquial, pero la de Español Coloquial, como acaba de empezar, está todo todavía en proceso.

Borja

Vale, al final del todo, te voy a pedir los enlaces, los pondré en las notas del episodio y cuando hayas lanzado definitivamente tu nuevo proyecto, ya lo añadiremos.

Desiré

Perfecto, genial.

Borja

Coloquial, era justo esa la palabra, ¿no?, que querías traer al podcast.

Desiré

Claro, no sé si ha sido buena idea o no jajaja, pero esa es. No, porque he buscado el origen yo también y he dicho: ¡hh!, pues hay otras que tienen como un origen un poco más interesante.

Borja

Sí, hay palabras que tienen etimologías más misteriosas y así. Claro. Pero bueno, coloquial da muchísimo juego también en otros sentidos, porque ahora nos explicarás, pero el origen de coloquial, entonces, ¿sabes de dónde viene?

Ahora respondo, pero antes, si dejas el email aquí abajo empezarás a recibir ideas chulas y chistes malos en tu bandeja de entrada.

¿Eres estudiante o profe de español?

¿Somos demasiado coloquiales en España?

Desiré

No me preguntes. Bueno, viene del latín, obviamente. Que significa, si no me equivoco, hablar.

Borja

Hablar, sí, eso es. Lo que he estado viendo es que viene de con, la preposición, y Loki, el hermano de Thor… No  es broma, el loqui de hablar, es como hablar con otros. Sí, básicamente es comunicarse, es verdad.

Desiré

Pero qué bonito, porque al final lo coloquial siempre se dice que solamente se habla coloquial en determinados contextos, pero el origen de la palabra es hablar con otros, que al final es lo que hacemos.

Borja

Hablar, sí. Parece que coloquial significa hablar en un registro bajo o algo así, y simplemente significa hablar, ¿no? Comunicarse.

Desiré

Exacto.

Borja

Y antes de que profundicemos en lo coloquial y demás, quería preguntar, ¿Y por qué le has puesto ese nombre a tu nuevo proyecto, Español Coloquial?

Desiré

Porque quería que fuera claro, que se entendiera perfectamente lo que estaba haciendo, porque es un proyecto muy específico. Se dirige a estudiantes de niveles muy altos y estudiantes que quieren aprender ese registro del español. O sea, si tú quieres aprobar un DELE, esa no es la página, porque el DELE utiliza un registro estándar o formal. Si tú te vas a dedicar a hacer conferencias en la universidad, pues igual tampoco es tu lugar. Pero si tú lo que quieres es hablar con nativos, entender a los nativos cuando hablan entre ellos en un contexto relajado, en el bar, con la familia, entonces esa es la cuenta. Y mi proyecto es muy ambicioso, pero se reduce, si se puede reducir, a eso, al español, coloquiar al español que se habla en un contexto informal, relajado, con amigos, con familia. Y al final creo que es el más difícil de aprender. Totalmente. El que menos acceso tenemos.

Borja

Sí, porque muchas veces accedemos al español o a otros idiomas desde un ambiente académico. Claro. Y justo, ya me has respondido a lo siguiente que te quería preguntar que…

Desiré

Ay, perdón.

Borja

No, no, fantástico. Yo todo lo que sea no trabajar y que lo hagas tú… Te iba a preguntar que qué es para ti una conversación coloquial. Ya has mencionado las conversaciones en las terrazas con amigos, con la familia. Claro. ¿Algo más sobre qué es una conversación coloquial?

Desiré

Claro, una conversación coloquial es aquella que tú tienes con personas con las que puedes estar relajada. Para mí la palabra es el relax, la relajación, que puedes dejarte llevar, que puedes decir lo que quieras sin tener que limitarlo, sin que la otra persona se vaya a ofender. También es importante hacer una diferencia del español coloquial y otros idiomas coloquiales. Porque he observado también que en mis clases muchos estudiantes me dicen: Pero ¿cómo vas a decir esto a una persona tan directamente? O ¿cómo vas a decir una palabrota en este contexto? Yo en mi idioma jamás lo haría. Entonces, el español coloquial, además de darse entre personas con confianza en un ambiente relajado, también se puede dar en otros contextos que no son necesariamente esos, un poquito, porque los límites de lo coloquial en español, para mí, son bastante amplios. Yo puedo ir a una cafetería y que me digan: Hola, guapa, ¿qué te pongo? Y eso a mí me parece muy coloquial. Pero en español se permite eso, porque es un idioma como de proximidad, muy cercano.

Borja

Exacto. Me acabo de acordar de una anécdota que me cuenta a veces mi novia, que es de Nicaragua. Y en algunos países, también en Hispanoamérica en general, hay ciertos términos que aquí en España igual pueden sonar más raros. Y además, me contó de una amiga suya, que su pareja, creo que era un chico alemán, y que estaban en una terraza en un sitio y que le dijo al camarero: Oye hermoso, o algo así como una palabra: Pero ¿por qué estás ligando con él delante de mí? Que a veces hay algo que igual puede resultar excesivamente… No sé si coloquial o cercano, y que para otras personas no es lo correcto.

Desiré

Es que, por ejemplo, en muchas de mis clases, a veces yo digo: Bueno, existe esta expresión, pero es vulgar. Pero es que aunque sea vulgar, se dice. Y tengo una estudiante italiana, por ejemplo, que ayer me dijo: No, yo me niego a utilizar esto.

Borja

¿Qué era?

Desiré

Cagarla, creo que era. Cagarla. Entonces, ella iba a decir liarla porque cagarla… Ella no se sentía cómoda diciendo insultos, y es algo cultural. También tiene mucho que ver, esto es interesante, tiene que ver también con la edad, porque, por ejemplo, yo y mi hermana, y en general, la mayoría de la gente a la que yo conozco, utilizamos… ¿Se pueden decir palabrotas o no?

Borja

Sí, claro.

Desiré

Vale. Utilizamos mucho la palabra coño.

Borja

¡No! ¡Pero esa no se podía, justo esa!

Desiré

¡Joder! Ya he dicho otra. Entonces, utilizamos mucho la palabra coño. Y mi madre, claro, mi madre es de otra generación y mi madre me dice siempre, tanto a mí como mi hermana nos dice: Siempre con la palabra coño, es que no tenéis otra palabra, qué malhablada sois. Pero es que se utiliza muchísimo. Y yo no sé si es que ahora, cuanto más avanza el mundo más coloquial se hace el español, porque también tengo la sensación de que se está coloquializando todo mucho. Hay series de televisión que antes eran como más teatralizadas, más vocalizadas, y ahora te encuentras Élite, por ejemplo, que para mí es un bodrio de serie, pero lingüísticamente… Todos los ofendiditos que vengan, que vengan. Pero lingüísticamente, o sea, es una pasada todo el lexico coloquial, todas las estructuras, la forma en que se habla, es muy natural.

Borja

Y los estudiantes suelen agradecer también exponerse a esa forma de hablar coloquial y que justo las series, los cortos, a mí me gusta mucho trabajar también los cortos en clase, y son un escaparate perfecto a cómo se habla luego en la calle. Y que también a muchos estudiantes les sorprende, porque igual antes, cuando estaban acostumbrados a escuchar audios de exámenes, conversaciones mucho más rígidas, eso no lo escuchan, dicen: Pero esto qué…

Desiré

Claro, yo ahora… Mira, tengo dos estudiantes canadienses y tienen un nivel bajito en comparación con otros estudiantes que tengo. Y claro, les cuesta bastante entender, porque además del inglés al español es difícil la comprensión auditiva, más que del italiano o del francés. Y les cuesta mucho entender, pero yo les pronuncio siempre de manera bastante natural, porque claro, ellos primero viven en Málaga y segundo, luego cuando sales a la calle nadie te va a decir (lento): ¿Qué teeee poooongooo? O ¿qué haaas comiiiidoooo? Claro, yo le digo (rápido): ¿Qué habéis hecho este fin de semana? Y se quedan como…

Borja

¿cabéis qué? ¿El verbo caber? 

Desiré

¿Qué habéis hecho este fin de semana? Y se me quedan loquísimos, o sea, no se enteran de… Pero yo lo repito, lo voy repitiendo, lo escribo, porque claro, si no se acostumbran desde el principio a escucharlo así, luego la realidad no se corresponde.

Borja

Exacto, es muy importante y cuando escuchan cosas como… Nadie dice: ¿Qué ha pasado? No, ¿”Capasao”?

Desiré

Claro: ¿”Capasao”? Y se queda el estudiante como: ¿Qué está pasando aquí?

Borja

Claro. Es un poco shock algunas veces. Y justo te quería preguntar también, porque he visto que has hecho vídeos sobre estas fusiones de palabras como “menamorao”.

Desiré

Sí, con Miguel de Profe de Español. Porque yo hice, antes de empezar el proyecto, tengo como una Biblia de lo coloquial clasificada, de gramática, pronunciación coloquial. Y entonces contacté con Miguel enseguida, porque ya lo conoce mucha gente, que se ha establecido como el experto en pronunciaciones que, es experto en pronunciación.

Borja

Muy majo Miguel. Fue el primer invitado, por cierto, aquí al podcast.

Desiré

Majísimo. Sí, y me dijo que sí, enseguida, supermotivado, supercurrante. Sí, la verdad es que estoy contentísima con la colaboración con él.

Borja

Un abrazo, Miguel.

Desiré

Eso, un abracito. Y tenemos ahí una lista larguísima de cosas que queremos hacer en vídeos y nos están moliendo a palos, también te digo. En serio. Todos los españoles y latinos están ahí comentando que cómo podéis enseñar a pronunciar así de mal, esto no se dice así… Pero a mí me parece que son muy importantes este tipo de vídeos. Vamos a seguir haciéndolos, por supuesto.

Borja

Fantástico.

Desiré

Y creo que la pronunciación es muy importante, o sea, creo que es parte de la clave para entender a los nativos cuando hablan.

Borja

Exacto. Y que también es importante diferenciar el… No es necesario que alguien diga: Menamorao o capasao, pero sí hay que contar que eso se dice en la calle y tienen que ser capaces de identificarlos. Y negarlo y decir eso no es lo correcto no ayuda al estudiante a identificarlo y saber qué está diciendo esa persona.

Desiré

Claro, y aparte que yo siempre hablo de un contexto coloquial. Yo no estoy diciendo: Oye, si tienes mañana una entrevista de trabajo, no llegues y les digas: ¿Qué tal? ¿Cómo ha ido el fin de semana? ¿Sabes? ¿Qué ha pasado? No estoy promoviendo…

Borja

¿Qué pasa, bro?

Desiré

Exacto. No estoy promoviendo ese tipo de cosas. O sea, está claro, yo tengo coloquial escrito en todas partes en mi perfil. O sea, ahí tengo la banderita de España, a pesar de sus connotaciones políticas, tengo la banderita de España para que quede claro que yo estoy haciendo español coloquial de España.

Borja

Bueno, en este episodio estás diciendo que si, coño, la bandera de España… Nos falta hablar de vacunas.

Desiré

Jajaja yo he venido desatada.

Borja

Y justo, mira, te quería preguntar también por el tema de… Como los estudiantes ya entienden que el español tiende a ser más coloquial, al menos en España, ¿dónde se podría poner la barrera entre ser coloquial y ser excesivamente vulgar? ¿Hay alguna manera de no pasar esos límites que dices? Por ejemplo, para la entrevista de trabajo.

Desiré

Mira, yo siempre, esto lo decimos Marisa y yo, de hecho tenemos un vídeo, no sé si lo hemos puesto ya, en el que decimos esto. Siempre que no sepas dónde está el límite, utiliza el lenguaje no verbal, porque el español al final lo importante es que es una cultura de proximidad, y es una cultura de proximidad en casi todos los contextos, incluso en un contexto formal, en una entrevista de trabajo. Gestos, sonrisa, mostrar empatía reaccionar cuando la otra persona está hablando, mostrar interés. Porque en otras culturas, por ejemplo, lo que hacen es: tú hablas y al final reaccionan, al final responden a lo que tú has dicho. Y mientras están así…

Borja

Pasa mucho.

Desiré

Claro, que un español se queda pensando: le estoy aburriendo. O sea, se está aburriendo, no le interesa lo que le estoy diciendo.

Borja

Eso lo veo mucho en estudiantes nórdicos

Desiré

Claro, exacto.

Borja

Algunos de Alemania, que te miran con mucha atención. Realmente están muy atentos, pero puedes tener la sensación de que como no están teniendo una reacción física inmediata, que no sabes si es que están muy fríos, pero no.

Desiré

Es que fíjate, tú ahora mismo, tú estás hablando y estoy todo el rato haciendo: Sí, claro, claro, claro. Y es como que te estoy interrumpiendo, pero esto es lo que hace que yo muestre empatía, que yo muestre cercanía. Entonces, en caso de duda, lenguaje no verbal, palabras para reforzar lo que está diciendo la otra persona: (sí, sí, claro), para mostrar empatía, e insultos solamente con amigos. Si tú vas a conocer a la familia de tu novio…

Borja

Practicas con ellos, que si lo haces mal, no pasa nada.

Desiré

Exacto. Si vas a conocer a la familia de tu pareja, de tu novio o novia, mejor no utilizar insultos hasta que tú no veas el tono. Si ellos utilizan insultos, también es una clave para decirte: Okey, tú puedes utilizar…

Borja

Si te insultan, tú puedes insultarles de vuelta.

Desiré

Exacto. Pero yo también creo que hay palabras malsonantes que se pueden usar.

Borja

Sí. Y el me cago en o cagarla, por ejemplo, es muy típico.

Desiré

Claro. Yo muchas veces empiezo la clase diciendo algo así para provocar, diciendo: Esta semana voy de culo. Y el estudiante se queda como: ¡Ah! La profesora ha dicho culo. Pero es que cuando yo estoy diciendo voy de culo, nadie está pensando en un culo.

Borja

Que eso también es algo muy interesante de cómo se vacía el significado para algunas expresiones, que realmente no estás pensando en el significado literal. El famoso me cago en la leche, que ya le dediqué un episodio, me pidió alguien que hablase de me cago en la leche, tuve que hablar de cagar, esto es solo de palabras. Pero nadie está pensando literalmente en eso.

Desiré

Exacto. Pero yo sí que tengo la impresión de que los alumnos, cuando les dices algo así, sí que lo piensan de manera literal o lo reciben de manera muy fuerte. O decir joder o mierda. No sé, creo que es bastante natural.

Borja

Sí, al principio, te vas al significado original de las palabras y qué es lo que estoy diciendo realmente.

Desiré

Claro, Pero nadie se escandaliza.

Borja

Entonces, saliendo de los insultos, te quería pedir algunas frases coloquiales, así que tengas presentes, para moverse por España, que les vaya a dar un poco de vidilla a los estudiantes.

Desiré

Madre mía, qué pregunta tan complicada. Esto tendrías que habérmelo dicho.

Borja

Muajaja tendrías que haberlo preparado.

Desiré

Claro, porque hay tantas, pero ninguna me parece como lo suficientemente… Es que esto tendría que haberlo pensado mejor. A ver, todas las reacciones con qué, en realidad. Porque aunque los estudiantes lo entiendan, siento que no las utilizan mucho y creo que los españoles reaccionamos mucho con qué, como qué asco, qué mal, qué bien, qué desastre. Todo eso para reaccionar, siempre con qué y luego lo que quieras decir. Porque tengo la sensación de que ellos dicen algo como una frase completa.

Borja

Sí, es verdad.

Desiré

De esto es asqueroso, esto me da asco. Pero hay una tendencia de reaccionar con qué, todo con qué.

Borja

Es verdad que es un recurso muy fácil, realmente, que pueden utilizar simplemente qué con un adjetivo. Qué asco, qué desastre, qué lo que sea, pero que tal vez no sea tan intuitivo para ellos.

Desiré

Claro, sí que en niveles más altos sí que lo veo más. Pero, ay, y así es que me pillas desprevenida, porque las frases que me vienen a la mente son demasiado complejas, ¿sabes?

Borja

Ya. Ha sido un poco tramposo el preguntarte esto así de repente.

Desiré

Lo que sí te puedo decir es que hay muchas maneras, esto me he dado cuenta preparando materiales, hay muchas maneras de decir mucho.

Borja

Vamos, vamos con algunas.

Desiré

Sí, porque el español es como un idioma muy enfático, con mucha intensidad. Entonces, yo puedo decir mucho, mazo, mogollón, un montón, pero también puedo decir: Hace un frío que no veas, hace un frío que pela, hace un frío que flipas, hace un frío que alucinas. Hay un montón.

Borja

O sea, hay muchos mecanismos. Un montón, mogollón, mazo, sí.

Desiré

Exacto. O, por ejemplo, puedo decir: Con lo bien que estaba yo en la playa y ahora me toca ir a trabajar

Borja

Eso es. Con lo bien, sí. Quiero añadir una que es de Nicaragua, tal vez se usa en algún otro país de Centroamérica, que es cachimbo, un cachimbo de cosas, que me encanta.

Desiré

Me encanta, un cachimbo. Me encanta, no lo había escuchado. Sí, pues eso, un pedazo de fresa. Me he comprado fresas y había una fresa que era enorme, un pedazo de fresa, un pedazo de piso el que me he comprado, un pedazo de coche el que tiene mi vecino.

Borja

Un cacho piso, un cacho algo también. Exacto.

Desiré

Luego puedes decir que alguien está to fuerte.

Borja

To fuerte, es verdad. To mazao.

Desiré

Exacto. Es que hay un montón de formas de decir mucho, de darle intensidad, de darle ahí fuegote.

Borja

Sí, Pero no vamos a agobiarles más a los estudiantes, que yo creo que ya habrán estado tomando notas como locos con este episodio.

Desiré

Bueno, si les sirve de consuelo todo estará en mi cuenta. Ya hay algunas cositas y todo esto yo lo voy a ir publicando en mi cuenta.

Borja

Van a tener muchos cositas. Yo recomiendo a todos los que estéis escuchando esto, que os vayáis a los enlaces que os vamos a dejar aquí en el episodio. Y antes de terminar, dos cosas. Una será la pregunta sorpresa que te de ahora…

Desiré

Ahh claro, del anterior.

Borja

En un momento, Pero también para terminar, no sé si quieres dar algún consejo en general, aparte del tema de la proximidad, que tengan en cuenta del lenguaje corporal, si quieres dar algún consejo a los estudiantes para sentirse más cómodos en conversaciones coloquiales.

Desiré

Yo recomendaría, sobre todo… Claro, es que aquí entra en juego la autoestima de cada uno y cómo se lo toma. Pero sí que recomendaría que para aprender español coloquial hay que hacerlo de manera activa. Es decir, no basta con solamente escuchar o solamente leer. Si yo estoy escuchando, fijarme bien en cómo se pronuncia, en qué es lo que están diciendo la estructura, todas las palabras Porque es la única manera, creo, de conseguir realmente acceder a ese mundo.

Borja

Sí, no puede ser algo pasivo, tienes que ponerlo en práctica con tu audiencia.

Desiré

Claro, es muy difícil hacerlo de manera pasiva.

Borja

Buenísimo consejo. Y ahora sí vamos con la pregunta que es: ¿Qué preferirías, ser sorda o ciega?

Desiré

Ciega. Ciega, por una cuestión práctica. Yo puedo seguir trabajando si soy ciega, si soy sorda, no. Y aparte, yo no puedo vivir sin palabras.

Borja

Sin palabras, exacto. ¿Cómo vas a hablar de manera coloquial?

Desiré

Exacto.

Borja

Cuando me lo planteó, esto lo planteó una de mis estudiantes, que estuvo en el podcast hace poco, y al principio pensé: jo, es que es como muy genérica. Además, todo el mundo va a decir sordo. Y luego dije: Ah no, espera, si esto va para Desiré.

Desiré

Claro, no. Y yo soy una persona que disfruta mucho de la estética, de los colores, pero no podría vivir sin acentos, sin idiomas, sin palabras, no podría vivir.

Borja

Maravilloso. Me ha encantado tu respuesta. Me vas a pasar luego la pregunta secreta que ya me has comentado, pero me la confirmas para la siguiente persona que venga al podcast.Y nada, Desiré, ha sido un placer charlar contigo.

Desiré

Qué va, el placer ha sido mío.

Borja

A ver si nos vemos más pronto, que ya estuvimos en hace unos meses.

Desiré

Pues sí, a ver si coincidimos otra vez. Muchas gracias por invitarme, Borja.

Borja

De verdad. Nada, encantado de verte por aquí. Un abrazo Desiré. Y vamos a dejar todos los enlaces, los que me digas de tu nuevo proyecto, el tuyo de toda la vida. Y nos escuchamos en el próximo episodio. Hasta pronto.

Desiré

Chao.

Suscríbete para recibir ideas, consejos, materiales y chistes malos para estudiantes y profes de español

También recibirás mi nueva metodología para mejorar tu español viviendo aventuras épicas.

¿Eres estudiante o profe de español?

En esta lista cuento cosas útiles y divertidas para estudiantes, profes y unicornios supremos. Si no te gusta lo que cuento, puedes darte de baja cuando quieras.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en MailPoet, proveedor de email marketing. Mailpoet también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley. Para cualquier duda sobre tus datos, aquí me tienes.

Tengo un juego.
Es solo para estudiantes valientes y profes inquietos.

Unicornio Supremo

Deja tu correo aquí si quieres jugar. Después, más cosas chulas en tu correo cada semana.

¿Eres estudiante o profe de español?

En esta lista cuento cosas útiles y divertidas para profes, estudiantes y unicornios supremos. Si no te gustan lo que cuento, puedes darte de baja cuando quieras.